Primera Semana de Adviento: Preparemos el camino del Señor

November 29, 2018

Arte de Hermana Renee Yann

Arte de Hermana Renee Yann

De Hermana Jane Meuse, RSM

Aún antes de que las Hermanas de la Misericordia llegaran a Norteamérica hace 175 años, nuestra fundadora Catalina McAuley ya había estado preparando el camino de las jóvenes inculcándoles confianza y autosuficiencia. Esto comenzó cuando ella enseñaba a las jóvenes costura, confección de encajes, pintura china, lavado y habilidades de cocina, preparándolas para tener mejores oportunidades de trabajo. El espíritu de este trabajo aún continua hoy en servicios enfocados en mejorar las vidas y el futuro de las mujeres y sus familias.

En los últimos 175 años, mujeres jóvenes, adultas y niñas han sido educadas por las Hermanas de la Misericordia en escuelas, parroquias, programas RICA (Rito de Iniciación Cristiana para Adultos) y programas para los sacramentos en todo el país. Con una sólida fundación, Catalina McAuley creyó que la gente a la que servía podía asumir los retos del futuro. Hoy las Hermanas de la Misericordia continúan ese trabajo con su ejemplo a través del servicio y la oración.

Además de la educación, las Hermanas de la Misericordia han hecho grandes aportes en el área de la salud. Desde que llegaron a Norteamérica en 1843, las Hermanas de la Misericordia han afrontado los retos de cada día, tales como el brote de enfermedades como el cólera o, en décadas más recientes, la epidemia del SIDA y el terror del tráfico de personas. Las Hermanas de la Misericordia continúan siendo una fuerte presencia en sus comunidades durante todos estos años, manteniendo a las personas seguras, saludables y preparadas para asumir con fe los desafíos de la vida. Trabajando con las personas que necesitan más de la misericordia de Dios, las Hermanas de la Misericordia han ido preparando y allanando el camino del Señor.

Preguntas para reflexionar:

  • ¿De qué modos, formal o informalmente, he trabajado con quienes padecen necesidad y preparado así el camino del Señor?
  • ¿Cómo puedo llegar a aquellas personas que han sido desechadas, repudiadas u olvidadas de tal modo que sientan la misericordia en esta temporada de Adviento?
  • ¿Cómo han tocado mi vida las Hermanas de la Misericordia?

Oración:
Dios misericordioso y compasivo, mientras nos adentramos a la temporada de Adviento, ayúdanos a ser conscientes de todos los dones que nos has dado en el pasado, nos das en el presente y nos darás en el futuro. Te damos gracias por todos los dones que nos has dado y que nos han ayudado a enseñar, cuidar y orar por quienes padecen necesidad. Te lo pedimos en Nombre de Jesús, Tu Hijo. Amén.

Comments (0)

Add A Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *