Caribe, Centroamérica, Sudamérica

Este año nosotras nos unimos agradecidas por las Hermanas en la Comunidad del Caribe, Centroamérica y Sudamérica quienes están celebrando aniversarios significativos. Junto a sus fotos, ustedes encontrarán la ciudad, estado y año donde ellas entraron, su lema y además su reflexión sobre cómo ellas comparten los gozos de su especial aniversario.

60 años   |  70 años 

60 años

Hermana Marta Barry

Entrada: Mater Misericordiae, Buenos Aires, Argentina, 19 de marzo 1958
Motto: Vivir es Cristo.

Entré en Mater, Buenos Aires en 1958. Mi moto es "Vivir es Cristo". Trabajé como docente en nuestro colegio Mater Misericordia, enseñando inglés y como directora del profesorado de inglés del Consudec, después en parroquias en la catequesis familiar en distintas localidades del país. En los últimos 20 años trabajé en un Centro de Mujeres donde ayudamos a las mujeres a creer en sí mismas, en sus derechos y las acompañamos en situaciones de violencia de género. En estos últimos años estoy específicamente acompañando a mujeres a encontrar a Dios en sus vidas diarias.

Recuerdo 2 momentos muy sagrados; en el sur cuando un nene de 3 años me reconoció como "Marta, la que cuida a Dios" y cuando en los años 1960 durante los tiempos del Concilio Vaticano y Puebla apostamos por la vida al salir a los barrios donde vivía y vive la gente más pobre. Fue un tiempo de mucha vida y mucha gracia.

Gracias Dios amor eterno y misericordioso por mis 60 años como Mercy.

 

Hermana Inés Villani

Entrada: Mater Misericordiae, Buenos Aires, Argentina, 26 de abril 1958
Motto: Through Him, with Him, and in Him.

Celebrar sesenta años como Hermana de la Misericordia, me llama a abrazar con inmensa gratitud la imagen de la "canasta de Misericordia" que desborda de colores... En ella encuentro la FIDELIDAD de Dios, regalada en cada una de nuestras Hermanas con quienes hemos hecho el aprendizaje de peregrinar a lo largo de mi vida... En ella guardo la MEMORIA SAGRADA, de tantos/as hermanas/os, que, a través del dolor y sufrimiento, fueron despertando mi vida a la compasión y ternura. Encuentro la CONFIANZA, que en el crepúsculo de mi vida el Espíritu llevará a la plenitud de SU MISERICORDIA.

 

Hermana Mary Gregoria Lizama

Entrada: Cumberland, Providence, Rhode Island, 8 de septiembre 1958
Motto: Ad Majoram Dei Gloriam.

“Dios me hizo conocerlo, amarlo y servirlo en esta vida y estaré feliz con Dios en la próxima.”

Este propósito básico de vida me fue presentado inicialmente por las Hermanas de la Misericordia en la Escuela Santo Redentor. Tuve la suerte de ser instruida por estas seguidoras dedicadas de Catalina McAuley tanto en la escuela primaria como en la secundaria. No sólo me enseñaron acerca del propósito de la vida con palabras, sino que lo presentaron en acción. Fueron poderosas lecciones para mí las formas simples y felices de servir a Dios en los pobres, enfermos y sin educación.

Por la gracia de Dios, me uní a ellas en 1958. Las Hermanas de la Misericordia me han abierto muchas puertas para obtener mayor conocimiento de Dios y amar más y dar gracias a Dios. He llegado a reconocer este Dios feliz, alegre, pacífico o sufriente en las personas que sirvo. Al reflexionar sobre mis 60 años de vida religiosa, me siento llena de gratitud y reconocimiento de las muchas bendiciones de Dios a través de las Hermanas de la Misericordia. Sigo experimentando mucha paz, felicidad y enorme gratitud al encontrar a Dios en mi vida diaria. No pasa un día sin que yo rece: “Gracias, Dios; te amo.”

 

70 años

Hermana Magdalena Leavy

Entrada: Mater Misericordiae, Buenos Aires, Argentina, 4 de abril 1948
Motto: ¡Tú me has seducido, Señor, y yo me dejé seducir!

Después de muchos años como docente y directora en colegios de Misericordia, Magdalena respondió a la llamada de las Conferencias Episcopales de Medellín y Puebla y fue con otras hermanas para servir a los más pobres en las márgenes de la Gran Ciudad de Buenos Aires. Trabajó en catequesis familiar y ministerio pastoral. Ahora, con sus 89 años, sigue participando en un Comunidad de Base en su Parroquia de Santa Cruz.