Belice

Historia de las Hermanas de la Misericordia, Belice

El 14 de enero de 1883, un barco llamado Ciudad de Dallas zarpó desde Nueva Orleans, Luisiana con siete hermanas rumbo a Centroamérica. Eran la Madre Mary Evangelist Kearney, Superiora, y las Hermanas Mary Raphael Woolfolk, Mary Colette Baker, Mary Cecilia Paula Sebastian y Mary Gabriel Lavin, junto con la Madre Mary Theresa Austin Carroll y su compañera la Hermana Mary Henry Briscoe.

Después de cruzar el Golfo de México, el Ciudad de Dallas ancló en el puerto de Belice, Honduras Británica, la mañana del 20 de enero de 1883. Así comenzó la vida de las Hermanas de la Misericordia en Centroamérica como parte de la comunidad de Nueva Orleans.

El 22 de enero de 1883, comenzaron sus obras de Misericordia en la educación, tanto a nivel primaria como secundaria, y visitando a enfermos en el hospital. Las llevaron también a visitar un albergue, y no pasó mucho tiempo antes de que visitaran la prisión. Las hermanas continuaron estas obras a través de los años.

En 1913, la comunidad de Belice se convirtió en una comunidad independiente y seis hermanas de Nueva Orleans eligieron quedarse en Belice. Por medio de los esfuerzos del obispo, se les unieron candidatas de Irlanda y de otras partes de los Estados Unidos. Las escuelas primaria y secundaria contaban con personal y las visitas a enfermos y prisioneros continuaron a lo largo de los años.

El obispo tuvo conocimiento de la formación de la Unión de las Hermanas de la Misericordia en los Estados Unidos y solicitó la membresía de la Comunidad de Belice. Después de muchas reuniones y discusiones, la comunidad de Belice recibió las noticias de su aceptación como parte de la Provincia de Providence (Rhode Island) el 18 de abril de 1932. La Madre Mary Matthew fue la Provincial. La Comunidad de Belice continuó siendo parte de la Provincia de Providence hasta 2006, cuando Belice se unió a la comunidad emergente del Caribe, Centroamérica y Sudamérica (CCASA). 

La educación de las niñas en la Academia Santa Catalina en la ciudad de Belice y la educación mixta en Muffles College (escuela secundaria) y Junior College en el pueblo Orange Walk forman parte de las actividades importantes de las Hermanas de la Misericordia en Belice. 

El servicio a ancianos pobres es realizado en el Comedor de la Misericordia, donde se les brinda una comida nutritiva. La Clínica de la Misericordia atiende sus necesidades de salud. Este servicio se extiende de forma continua a ancianos pobres que no pueden salir de casa. Cuando es necesario, el médico les visita en sus hogares.

En el Centro de la Misericordia de Nuestra Señora de Guadalupe, ubicado en el segundo piso del Convento de Santa Catalina, hay disponibles talleres, retiros y dirección espiritual. El personal también ofrece retiros en la escuela secundaria y brinda capacitación a otras personas que deseen realizar retiros y otros ministerios espirituales.