Noticias y eventos

Hermanas de la Misericordia responden a elecciones de EE. UU. 2020

noviembre 07, 2020

Durante este tiempo electoral, millones de estadounidenses ejercieron su derecho al voto. A pesar de una pandemia mundial y la supresión de votantes a gran escala, una diversa coalición de votantes, organizadores y activistas hicieron oír sus voces y Joe Biden será el nuevo presidente de los Estados Unidos.

Aunque la votación ya quedó atrás, no lo están las dolorosas divisiones en nuestra nación. Hoy, instamos a todas las personas que llaman hogar a los Estados Unidos a comprometerse a superar las profundas divisiones del país, y pedimos las oraciones de nuestros hermanos y hermanas de todo el mundo.

Creemos que los estadounidenses, independientemente de sus afiliaciones e ideologías partidarias, pueden y deben trabajar juntos para abordar los inmensos desafíos que enfrenta nuestro país.  la pandemia de COVID-19, la injusticia racial sistémica del país, la violencia racial, la crisis económica, la emergencia climática y un sistema de inmigración injusto y quebrantado siguen requiriendo de justicia y energía, así como de los talentos de cada una de nosotras.

A medida que inician su trabajo todos los nuevos funcionarios electos, las Hermanas de la Misericordia de las Américas continuarán solidarizándose con nuestras hermanas y hermanos que sufren y están siendo más afectados.

Joe Biden compartió cómo su fe católica ha moldeado su vida política y personal. Esperamos que continúe siendo un líder cuya fe, profundamente arraigada en la doctrina social católica, sea una fuerza impulsora del bien en el trabajo de su gobierno.

Como Hermanas de la Misericordia, nos hemos comprometido a «crecer en nuestra práctica personal de la no violencia y construcción de la paz. Trabajar con comunidades y organizaciones que promueven la paz y la no violencia, y buscar el cambio de sistemas y estructuras violentas».

Continuaremos elevando nuestra voz moral y actuando por la justicia para contrarrestar las políticas públicas que crean división. Continuaremos defendiendo a quienes necesitan más de nuestros apostolados. E instamos a otras personas a unirse con nosotras en la oración, el diálogo pacífico y la acción significativa.

Volver a Noticias