Reflexione sobre nuestra historia

Mother Frances Xavier Warde
Madre Frances Xavier Warde

Las Hermanas de la Misericordia fueron fundadas el 12 de diciembre de 1831 en Dublín por la Venerable Catherine McAuley para atender a los pobres, los enfermos y los que no tenían educación, especialmente las mujeres y las niñas. Desde la primera Casa de la Misericordia en la calle Lower Baggot, las Hermanas de la Misericordia crecieron rápidamente, creando conventos en Irlanda e Inglaterra durante 10 años. Fue en uno de estos conventos, St. Leo, en Carlow, Irlanda, donde comienza la historia de las Hermanas de la Misericordia de las Américas.

El 21 de diciembre de 1843, la Madre Frances Xavier Warde y otras seis Hermanas de la Misericordia de Carlow llegaron a Pittsburgh, Pennsylvania, por invitación del obispo Mons. Michael O'Connor, marcando la fundación de las Hermanas de la Misericordia de las Américas. Acompañando a Frances se encontraban la Hermana Josephine Cullen, la Hermana Elizabeth Strange, la Hermana Aloysia Strange, la Hermana Philomena Reid, la Hermana Agatha (Margaret) O'Brien y la Hermana Veronica McDarby. Juntas, las "Siete Hermanas" abrieron escuelas y establecieron el Mercy Hospital, el primer hospital en Pittsburgh y el primer hospital patrocinado por la Misericordia en el mundo.

Durante los siguientes 41 años, Frances estableció conventos y ministerios de la Misericordia en todo Estados Unidos, desde Illinois hasta Maine, más que cualquier otra Hermana de la Misericordia. Desde estas fundaciones, las Hermanas de la Misericordia dirigían escuelas y hospitales, atendían a los pobres, huérfanos e inmigrantes, fundaban universidades y cuidaban a los soldados heridos en el campo de batalla.

Frances murió el 17 de septiembre de 1884 en el convento de Mount St. Mary en Manchester, New Hampshire, y está enterrada allí en el cementerio St. Joseph. Un año después de su muerte, el obispo de Omaha, Mons. James O'Connor, hermano de Michael O'Connor, visitó el Convento de St. Leo en Carlow, del cual las siete hermanas originales habían partido a los Estados Unidos, y comentó: "Cuando miro alrededor de esta habitación y pienso que estas santas mujeres alguna vez la ocupaban, siento que estoy visitando el santuario de los santos".

El carisma de la Misericordia que Frances trajo a este continente hace 175 años vive hoy en ministerios en todo Estados Unidos, América Central y del Sur, el Caribe, Guam y Filipinas. "Es algo glorioso ser una Hermana de la Misericordia", comentó famosamente Frances. Lo es verdaderamente.

__________________________________________________________________________________________________________

INDICACIONES SOBRE COMENTARIOS – NO SE NECESITA NOMBRE DE USUARIA NI CONTRASEÑA
Por favor utiliza el formulario a continuación para reflexionar sobre nuestra historia. No es necesario nombre de usuaria ni contraseña. Para comentar directamente: No es necesario nombre de usuaria ni contraseña. Haz lo siguiente para comentar sin poner tu nombre de usuaria ni contraseña:

  1. Escribe tu comentario/pregunta en el espacio que se proporciona.
  2. Pulsa dentro de la ventana que dice «Nombre» y escribe tu nombre.
  3. Pon tu correo electrónico; éste no se compartirá ni se incluirá con tu comentario.
  4. Pon un ganchito junto a «Preferiría publicar como invitada/o».
  5. Pulsa en la flecha para someter tu comentario/pregunta.