Guardianes de la Tierra

September 27, 2020



Por Jackie Coffer, Gerente de Mercadeo y Eventos, Centro de la Misericordia Auburn

Los terrenos sagrados del campus de las Hermanas de la Misericordia en Auburn dan la bienvenida a quienes los visitan. Los terrenos están localizados en las hermosas colinas de la Sierra Nevada del norte de California, la propiedad de 33 acres incluye viviendas y una capilla para las hermanas. También alberga el Centro de la Misericordia Auburn, para retiros y conferencias.

Estos terrenos sagrados en Auburn, California, son propiedad de las Hermanas de la Misericordia.

A cargo de estos terrenos están dos empleados de las Hermanas de la Misericordia, Lindy Virgil, Jr. y Joseph Oliveira, con más de 68 años de servicio combinado. Técnicamente, Lindy aporta aún más años de experiencia ya que, a los 16 años, solía conducir desde la escuela secundaria local hasta el convento para trabajar con su abuelo, Joe Costa. El compromiso de Joe con las hermanas dejó una marca indeleble, y es un legado que Lindy ahora ayuda a preservar y mejorar.

El trabajo duro y el talento de ambos crean un paisaje pintoresco donde atestiguamos cada día los milagros de la naturaleza. «Nos dedicamos a preservar la belleza de estos terrenos», dice Lindy. «Pero también entendemos la importancia de proteger nuestros recursos naturales, que hay que manejar con respeto». Joseph está de acuerdo y agrega: «Todos debemos asumir la plena responsabilidad de lo que usamos».

Por ejemplo, Lindy y Joseph trabajan duro para conservar el agua sembrando más plantas tolerantes a la sequía. Los pesticidas orgánicos se utilizan mínimamente. Además, ayudan a gestionar el material de desecho manteniéndolo en el lugar, permitiendo así que se descomponga de forma natural proporcionando hábitats protectores para la fauna visitante.

Ambos expresan su preocupación por la vida silvestre que llega a nuestro campus. Ciervos, mapaches y pavos ven estos terrenos como un refugio para su protección y sustento.

Los miembros del personal de Oeste Medio Oeste, Joseph Oliveira (izquierda) y Lindy Virgil Jr., cuidando de los terrenos de las hermanas en Auburn, California.

Los dos modestos jardineros se enorgullecen de los comentarios de hermanas y personas invitadas que expresan cómo estos terrenos son una extensión de su experiencia espiritual. Muchos participantes describen su estadía en el campus como una experiencia «relajante, cómoda, conectada e increíblemente feliz»; nuestros terrenos juegan un papel importante.

Lindy y Joseph poseen la actitud más importante. Conocen la urgencia de preservar y proteger la naturaleza. Lo hacen no solo en beneficio de Madre Tierra, también comprenden que salvaguardar estos terrenos sagrados es beneficioso para todas las personas que les visitan ahora y visitarán en el futuro.

«La Tierra nos puede decir lo que necesita. Pero depende de nosotros aprender a escuchar», dice Joseph, mientras se prepara para otro día de trabajo junto a Lindy y aprender más secretos sobre el cuidado de la tierra. Secretos que, sin duda, Lindy aprendió hace años de su abuelo.

Todos los días, Lindy y Joseph dejan su huella en estos terrenos sagrados en Auburn, como el abuelo de Lindy.

Share This Story

Comments (1)

Add A Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *


  1. Sister Mary Dolores Wagner

    In the Spirit of Mercy Day – 2020! What a wonderful Legacy left by our venerable Joe Costa! From time to time, I have touched the truck he used to drive! I am very glad Lindy and Joseph are SO dedicated to loving and professional preservation of our beautiful grounds! They are truly most significant in offering Healing through God’s Gift of Creation! “Thank You” Lindy and Joseph for leaving your mark on these memorable grounds in Auburn – just like Grandfather Joe – Amen!