donar
historias

El carisma de la Misericordia, vivo y floreciente dentro de nuestras escuelas

idiomas
compartir
Share this on Facebook Share this on Twitter

Por la Hermana Regina Ward, Directora Asociada de Integración de la Misión,  Educación de la Misericordia

Esta semana nuestras escuelas de la Misericordia se unen a la celebración de la Semana de las Escuelas Católicas. El tema de la Semana de las Escuelas Católicas —«Fe. Excelencia. Servicio»— resuena fuertemente en la misión de cada uno de nuestros ministerios de educación, donde la identidad católica y el carisma de la Misericordia armonizan para nutrir líderes altamente competentes y de profunda compasión, listas/os para servir a un mundo vulnerable.


El carisma es un don del Espíritu Santo dado a una persona para el bien común. Es la manera del Espíritu de estar presente en nuestro mundo.

Para las Hermanas de la Misericordia, nuestros ministerios de educación de la Misericordia y nuestra Comunidad Mundial de la Misericordia, el don del carisma fue dado por Catalina McAuley y lo recibimos de ella, quien buscó activamente cómo ser Misericordia en Dublín, Irlanda en el siglo XIX. La experiencia del carisma puede contarse a través de las historias de la comunidad, pero el carisma no se puede capturar en palabras para ser transmitido a quienes lo siguen. ¡El carisma es dinámico!

El Espíritu Santo continúa inspirando a las personas con el carisma para responder a las necesidades de hoy y se mueve donde quiera. La función principal de la Educación de la Misericordia es promover el carisma dentro de nuestras escuelas, inspirando a estudiantes, familias, profesores, personal, administradores y a la comunidad en general a abrazar el carisma y llevar la Misericordia a nuestro mundo.

A lo largo de la Semana de las Escuelas Católicas, nuestro carisma de la Misericordia asumirá muchas expresiones intencionales.

Kaila Lujambio, estudiante del último año de la escuela Mercy High en Middletown, Connecticut completa una entrega de la «Mariposa del amor» en un refugio de emergencia local.

Los esfuerzos de servicio incluyen una unidad de abrigos en la academia Mount Saint Mary, en Watchung, Nueva Jersey para un comedor social local y la campaña de alimentos anual Focus: Hope en la escuela Mercy High en Farmington Hills, Michigan para apoyar a las personas mayores de bajos ingresos. En la academia St. Catharine en Bronx, Nueva York estudiantes celebrarán las formas creativas en que han participado en el servicio durante la pandemia, que incluyen tutoría en línea, compras de comestibles para aquellas personas que no pueden hacerlo y recolección de donaciones para los bancos de alimentos locales. Durante la semana se destacarán las actividades de servicio en curso, como el esfuerzo «Una mariposa de amor» en la escuela Mercy High en Middletown, Connecticut. Este proyecto dirigido por estudiantes proporciona máscaras faciales y paquetes de atención para trabajadores en primera línea, así como tarjetas a pacientes con COVID-19.

Estudiantes de la escuela Mercymount Country Day en Cumberland, Rhode Island profundizarán su comprensión de las vocaciones a través de sesiones de preguntas y respuestas con la Hermana Rayleen Giannotti, directora; el Hermano Alan Aubin, director de ministerio de campo escolar; y el Hermano James Burns, asistente docente.

Para mejorar el estudio de sus estudiantes de Los piratas del caribe y el triángulo de las Bermudas por Carol Gaab, el señor Ernesto Laspiur —maestro de español en la academia Mercy en Louisville, Kentucky— se disfrazó de pirata para representar partes del libro. Puedes verlo usando Swivl, que ayuda a mantener a estudiantes en línea aprendiendo de forma sincrónica como si realmente estuvieran sentados en el aula, mientras tienen estudiantes en el aula, también. Esta es solo una de las innumerables maneras en que el personal docente ha ido mucho más allá en los últimos meses.

En la academia Mercy en Louisville, Kentucky sus estudiantes están escribiendo cartas de agradecimiento a sus familias, y las familias están enviando tarjetas de agradecimiento a profesores y miembros del personal que han ido mucho más allá en estos tiempos difíciles. Varias escuelas están diciendo «gracias» a agentes de policía y bomberos locales con obsequios especiales en gratitud por su servicio para proteger a las comunidades locales en las que sirven.

En la escuela Mater Christi en Burlington, Vermont el carisma de la Misericordia fue el foco de un nuevo programa, «Misericordia en Acciones», en el que las clases diseñaron y completaron proyectos para llevar alegría, esperanza y servicio a los demás. Estos proyectos incluyeron postales virtuales de imágenes de estudiantes de preescolar a Hermanas de la Misericordia locales, e impresionantes imágenes en vitrales acerca de los Asuntos Críticos de la Misericordia creadas por el quinto grado.

El tiempo transcurrido desde la Semana de las Escuelas Católicas del año pasado ha sido un tiempo de acontecimientos sin precedentes: la pandemia de COVID-19, nuestra mayor conciencia de las desigualdades raciales, los desastres naturales y los disturbios políticos. Bendecimos a nuestras/os estudiantes y seguimos apreciando su creatividad, resistencia y pasión por la Misericordia que trasciende todos los obstáculos e infunde su enfoque a nuevas formas de abrazar el carisma de la Misericordia. Agradecemos a cada miembro de la administración, personal y profesores de nuestras escuelas que continúan trabajando incansablemente para asegurar que cumplan con su misión de educar a jóvenes en la tradición católica de la Misericordia. Oramos por nuestras escuelas mientras expresan su fe, excelencia y servicio, no solo durante la Semana de las Escuelas Católicas, sino también durante todo el año.