donar

Mike Poulin, Gerente de Recursos de Justicia

Hace unas semanas animé a nuestra audiencia a leer Laudate Deum, la carta de seguimiento del Papa Francisco a Laudato Si, su encíclica sobre el cuidado de la Tierra. Hoy, quiero recomendar otro recurso relacionado con Laudato Si.

La Carta es un documental de larga duración que sigue el viaje de cinco personas de todo el mundo mientras se preparan para reunirse con el Papa Francisco para discutir sus esfuerzos en nombre de la Tierra. Estos protagonistas incluyen: un jefe tribal amazónico que representa la voz de los pueblos indígenas; una joven activista climática de la India que representa la voz de la juventud; un joven adulto de Senegal que representa la voz de los pobres; y una pareja casada que son científicos en Hawai y representan la voz de la naturaleza.

La Carta es emocionalmente conmovedora y visualmente impresionante, ya que documenta los desafíos que se avecinan y los valientes esfuerzos de estas personas. La película cruza fronteras culturales, religiosas y nacionales, ya que presenta un mensaje desafiante pero esperanzador. La Carta se puede ver de forma gratuita en YouTube.

Ver el vídeo ganador del gran premio del año pasado (*nota: los temas del concurso ha cambiado para 2023)

El Equipo de Justicia de la Misericordia necesita que tú, estudiante de la Misericordia, crees un video corto de estilo de medios sociales PSA —anuncio de servicio público) (piensa en Reels o TikTok), que refleje los Asuntos Críticos de las Hermanas de la Misericordia. ¡Pon en práctica esas ideas creativas y tus habilidades con el vídeo y podrás ganar $500!


¿Qué significa ser un votante lleno de fe y valores?

¿Cuál es tu propia historia de inmigración?

¿Cuál es la historia de inmigración de alguien que conoces?

¿Cómo puede afectar el voto con Misericordia a nuestra comunidad, nuestra nación, nuestro mundo?


Para recibir información, actualizaciones y recordatorios sobre el concurso de este año, rellena este formulario y nos pondremos en contacto contigo. Haz clic aquí para conocer las reglas de inscripción y cómo subir tu vídeo.

Vea el vídeo ganador del gran premio de 2022 (*nota: el formato del concurso ha cambiado para 2024)

Propósito

Para el concurso de este año buscamos videos cortos, tipo anuncio de servicio público (de 30 a 90 segundos) que sean adecuados para compartir en plataformas de medios sociales como TikTok o Reels. Los videos deben centrarse en uno de estos temas:

Inmigración
  • Los videos deben reflejar los Asuntos Críticos de la Misericordia, especialmente el Asunto Crítico de inmigración, pero no es necesario que identifiquen los Asuntos Críticos específicamente.
  • Los videos deben inspirar la acción para hacer frente a las injusticias que hacen que las personas emigren o las injusticias que los inmigrantes enfrentan en sus nuevos países.
Votación
  • Los videos deben explorar las formas en que los valores de la fe y la Misericordia pueden influir en las decisiones que tomamos en nuestras boletas de voto.
  • Los videos deben inspirar la ciudadanía de los fieles y una participación activa en las elecciones sin promover el partidismo o los candidatos individuales.

Concurso Webinar

Mira nuestro seminario web de 20 minutos para saber más sobre el concurso de este año.


¿Quiénes pueden participar?

Cualquier estudiante o grupo de estudiantes, en edad de ir a la escuela secundaria o mayor, inscritos en escuelas secundarias, colegios/universidades de la Misericordia, o involucrados en un ministerio afiliado a la Misericordia.

Utiliza esta hoja de consejos para ayudarte a comenzar el proceso de creación de tu video.

Requisitos de formato:

Lee las reglas completas

Largo: De 30 a 90 segundos

Idioma: inglés o español

Otros requisitos:

1. Título. Cada video debe tener un título. El título debe indicarse en el formulario de presentación. No es necesario incluir el título en el propio video.

2. Créditos. Los créditos deben incluir el nombre de las personas involucradas en la creación del video. Los créditos también deben incluir citas de cualquier imagen, audio o texto utilizado en el video que no sea original. No es necesario incluir los créditos en el propio video, pero deben incluirse en el formulario de presentación.

Las Hermanas de la Misericordia pueden eliminar las pantallas de títulos y créditos antes de publicar los vídeos en las redes sociales.

Se recomienda encarecidamente a los participantes que utilicen, en la medida de lo posible, imágenes y gráficos originales.

Nota importante sobre las reglas: Para respetar las protecciones de los derechos de autor, las normas relativas al uso de imágenes y música se actualizaron para el concurso de 2022 y siguen vigentes para 2023. Consulta las reglas completas para más detalles.

Fecha límite

Todas las inscripciones deben ser recibidas antes del 3 de abril del 2024.

Premios

Un jurado utilizará estos criterios para seleccionar el video ganador. Los ganadores individuales recibirán recompensas económicas. El ganador del gran premio recibe 500 dólares.

Los trabajos ganadores podrán aparecer en el sitio web del Instituto de las Hermanas de la Misericordia y en los canales de las redes sociales. Los ganadores y su institución ganadora serán anunciados formalmente.

¿Interesado/a?

Si crees que puedes estar interesado/a en participar en este concurso, rellena este formulario para recibir información y actualizaciones del concurso.

Ganadores de años anteriores

Haga clic aquí para ver todos nuestros ganadores anteriores.

Por Jason Giovannettone, Director para el Clima y Sustentabilidad

Hemos recibido numerosas consultas sobre la búsqueda de opciones sostenibles y no plásticas para vasos, cubiertos y platos desechables. Puede ser un desafío encontrar tales artículos que sean compostables y sostenibles. Los vendedores usarán frases de moda en un esfuerzo por ganarse tu confianza: «100 % natural, sostenible y biodegradable», «hecho de materiales sostenibles 100 % naturales a base de plantas», «ecológico», «consciente de la tierra» y «libre de plástico». Estas palabras no significan nada si el producto no está debidamente certificado.  Un producto certificado por BPI significa que puede ser compostado de nuevo en el suelo de forma segura, pero solo en una instalación de compostaje industrial. Un producto (por lo general papel o bambú) certificado por el FSC significa que proviene de bosques gestionados de manera responsable que proporcionan beneficios ambientales, económicos y sociales. 

Una búsqueda rápida reveló la siguiente lista de empresas que ofrecen opciones potencialmente «sostenibles» y «no plásticas» para vasos, platos y/o cubiertos desechables. La lista también incluye el material del que están hechos los artículos y si están certificados FSC y/o BPI (solo se enumeran las marcas con al menos un tipo de certificación).   

Consejo verde 

Si hay una necesidad de vajilla desechada, abogar por la compra de tazas, platos y / o cubiertos de las empresas enumeradas en la tabla anterior. Además, si sabes de otras empresas no mencionadas aquí, por favor no dudes en compartir el nombre de la empresa y los productos que proporcionan. 

Mike Poulin, Gerente de Recursos de Justicia

En 2015, el Papa Francisco dirigió su carta Laudato Si, Sobre el Cuidado de la Casa Común, al mundo entero. Recibió una gran acogida y ha suscitado mucha atención en los años siguientes. Laudato Si se ha convertido en un documento que apoya los esfuerzos hacia el cuidado de la Tierra, la reducción de la pobreza y el rejuvenecimiento de la espiritualidad.

El 4 de octubre de 2023 , el Papa Francisco publicó una carta de seguimiento,Laudate Deum, para reiterar su preocupación por la crisis climática mundial y renovar su llamado a la acción a nivel local, nacional e internacional. Si bien el Papa Francisco reconoce las verdades sobrias que enfrenta nuestro planeta, sus palabras también ofrecen esperanza e inspiración. Al considerar tus propios pasos hacia una vida más sostenible, leer las cartas que el Papa te ha escrito puede ser una gran motivación.

Por Marianne Comfort, miembro del Equipo de Justicia de la Misericordia  

Más de un tercio de los alimentos producidos en los Estados Unidos nunca se consume. Según la Agencia de Protección Ambiental, esto significa que estamos desperdiciando los recursos utilizados para producir esos alimentos y creando muchos daños ambientales. 

Una parte significativa del problema es que los alimentos son la categoría más grande de material colocado en los vertederos municipales, donde emiten metano, un poderoso gas de efecto invernadero. Los vertederos municipales de residuos sólidos son la tercera fuente más grande de emisiones de metano relacionadas con el ser humano en los Estados Unidos, representando aproximadamente el 14,1 por ciento de estas emisiones en 2017, informa la Agencia de Protección Ambiental. 

Reducir el desperdicio de alimentos puede reducir nuestra huella de carbono individual y nacional. 

La disminución del desperdicio de alimentos también puede disminuir la necesidad de nueva producción de alimentos, reduciendo la deforestación proyectada, la pérdida de biodiversidad, la contaminación del agua, la escasez de agua y las emisiones de gases de efecto invernadero de la producción agrícola. En 2015, Estados Unidos anunció la meta de reducir a la mitad la pérdida y el desperdicio de alimentos en Estados Unidos para 2030, pero la nación aún no ha logrado avances significativos.  

Aproximadamente la mitad del desperdicio de alimentos ocurre en la etapa de consumo en hogares, restaurantes y otros sitios de servicios de alimentos. Las frutas, las verduras, los lácteos y los huevos son los alimentos que se desperdician con mayor frecuencia.

Consejo verde 

Haz un uso creativo de tu congelador. Utilízalo para almacenar sobras y restos de comida que podrían añadirse a la sopa o batidos en lugar de arrojarlos a la basura. 

Sustainable America ofrece consejos para organizar tu congelador para reducir el desperdicio de alimentos. No necesitas salir a comprar otro congelador para ampliar el espacio, porque eso solo aumenta tu consumo de energía. Considera lo que puedes hacer con el congelador que ya tienes. 

Por Jason Giovannettone, Director para el Clima y Sustentabilidad

Como Mike mencionó la semana pasada, los árboles proporcionan una serie de beneficios ambientales para los seres humanos del planeta, la vida silvestre e incluso otras plantas.  Un árbol maduro puede absorber y almacenar cantidades significativas de dióxido de carbono de la atmósfera.  Pero, ¿importa el tipo de árbol o dónde decidimos plantarlo?  

Mike nos recordó que los árboles nativos (así como otras plantas) son más fáciles de mantener. A menudo, necesitan poco más que agua para prosperar y mantenerse saludables. Si tu árbol está sano, es mucho más eficiente para eliminar el dióxido de carbono de la atmósfera.  Al considerar un árbol para plantar en tu jardín, concéntrate en los árboles de hoja caduca (es decir, los árboles que pierden sus hojas durante la temporada de otoño); los árboles de coníferas como los pinos crecen mejor en altitudes más altas que aquellas en las que generalmente vive la gente. Planta tu árbol cerca de otros árboles. Los árboles que crecen en áreas boscosas son más saludables y más eficientes para eliminar el dióxido de carbono del aire que los árboles que se plantan en lugares aislados de otros árboles.  

En Estados Unidos, para determinar qué árboles son autóctonos de tu región, puedes utilizar el «Buscador de plantas autóctonas» de la National Wildlife Federation introduciendo tu código postal. Para obtener más información sobre el comportamiento social de los árboles y algunos consejos sobre cómo asegurarte de que tu árbol esté lo más saludable posible, te recomendamos leer el libro «The Hidden Life of Trees» [«La vida escondida de los árboles»] de Peter Wohlleben.  Otros libros que abordan nuestra relación con el medio ambiente son «Braiding Sweetgrass» [«Trenzado de hierba dulce»] de Robin Wall Kimmerer y «The Secret Wisdom of Nature» [«La sabiduría secreta de la naturaleza»] de Peter Wohlleben.  ¡Feliz lectura!

Por Mike Poulin, Gerente de Recursos de Justicia

Los árboles son creaciones mágicas y multipropósito. Filtran el aire y el agua, secuestran el carbono, proporcionan vivienda para las criaturas y sombra para las personas y las propiedades. Algunos árboles marcan el paso del tiempo con nuevos brotes en primavera, ramas llenas de hojas durante el verano, una cascada de colores en otoño y ramas latentes en invierno. Otros nos saludan con vegetación durante todo el año. 

Los árboles pueden ser una inversión. Los árboles de sombra pueden enfriar su hogar en el verano, mientras que los árboles de hoja perenne pueden proporcionar un descanso de los vientos fríos del invierno. Los estudios han demostrado que los árboles en una propiedad pueden aumentar el valor hasta en un 15 por ciento. 

Cuando estés listo para plantar un árbol, elige una variedad nativa de tu región, porque como nos dijo Marianne en febrero: «Las plantas autóctonas generalmente requieren menos mantenimiento, incluido el uso de pesticidas, herbicidas y agua, ya que están adaptadas al clima local». 

Entonces, ¿qué estás esperando? ¡Haz planes para plantar un árbol! 

Por la Hermana Karen Donahue 

¿De dónde viene nuestra comida? A veces oímos términos como «fresco de la granja» o «directo de la granja a la mesa» en los anuncios de alimentos. Sin embargo, la emblemática granja familiar, tal y como existió durante décadas en EE.UU., prácticamente ha desaparecido. Hoy en día, sólo el 1,3 por ciento de la fuerza de trabajo de los Estados Unidos está empleada en la agricultura y la ganadería, y el número de granjas ha disminuido de unos siete millones en 1935 a unos dos millones en 2019. 

A nivel mundial, alrededor del 26% de la población mundial se dedica a la agricultura. Hoy en día, la mayoría de los alimentos se producen en grandes granjas industriales. Esta agricultura industrial ha cambiado fundamentalmente nuestra relación con los alimentos y el mundo natural del que proceden.  

Dos ejemplos:  

  • Las Operaciones Concentradas de Alimentación Animal (OCAA) pueden albergar más de mil animales en una superficie relativamente pequeña. Estas operaciones suelen caracterizarse por el trato cruel a los animales y el uso excesivo de antibióticos, que pueden contribuir al desarrollo de bacterias resistentes a los antibióticos. Las OCAA también tienen graves repercusiones medioambientales, con enormes volúmenes de residuos animales que a menudo se almacenan en lagunas abiertas. Durante las tormentas, estas lagunas pueden desbordarse en las tierras de cultivo donde la escorrentía contamina los arroyos y ríos.  
  • Las grandes granjas industriales donde se planta un solo cultivo (monocultivo) en miles de hectáreas también presentan nuevos desafíos. Para asegurar la uniformidad, las semillas se modifican genéticamente alterando su ADN o introduciendo material genético de otra especie para producir las características deseadas, como la resistencia a un herbicida específico. Sin embargo, algunas malas hierbas desarrollan una resistencia a un producto químico cancerígeno llamado glifosato, por lo que hay que pulverizar concentraciones aún mayores en los cultivos. Esto supone una amenaza para la salud humana y para otras especies como las mariposas Monarca.  

Consejo verde 

Visita un mercado agrícola local y habla con algunos de los agricultores sobre cómo cultivan sus productos y crían su ganado, o lee sobre sus prácticas en sus sitios web. Identifica cómo podrías ajustar tu presupuesto de alimentos para comprar algunos de sus alimentos de granjas de menor escala que utilizan prácticas coherentes con tus valores. 

Por Jason Giovannettone, Director para el Clima y Sustentabilidad

Hay muchas formas en que tu lavado de ropa puede tener un impacto negativo en nuestro medio ambiente: el envase de plástico de tu detergente, las emisiones creadas durante el lavado y el secado, y las sustancias químicas liberadas en el agua durante el proceso. 

Según un estudio reciente, el sector residencial estadounidense contribuye en un 20% al total de las emisiones nacionales de carbono (Goldstein et al. 2020), un gran porcentaje del cual procede de actividades relacionadas con el lavado de ropa. Se descubrió, por ejemplo, que calentar el agua consume alrededor del 16% de la energía total utilizada durante un ciclo de lavado de ropa (Golden et al. 2010).  

Además del consumo de energía, otro motivo de preocupación son las sustancias químicas presentes en el detergente. Estas sustancias químicas pueden entrar en contacto directo con nuestra piel y acabar penetrando en nuestro organismo. También se liberan al medio ambiente a través del agua utilizada para lavar. Por lo tanto, es preferible un detergente para la ropa que reduzca al mínimo el número y la cantidad de sustancias químicas nocivas.  

Una gran opción para comparar la seguridad y el respeto al medio ambiente de diversos productos de limpieza y del hogar es la organización sin ánimo de lucro Grupo de Trabajo Medioambiental (Environmental Working Group, o EWG). EWG proporciona un sistema de clasificación que se basa en una serie de factores como el asma, las alergias cutáneas, la toxicidad reproductiva, el cáncer y el medio ambiente. Las calificaciones van desde la máxima calificación de «verificado» hasta una «F».  

Consejo verde 

Visita el sitio web del EWG para determinar la calificación medioambiental y sanitaria otorgada al detergente, las hojas, las pastillas o las tabletas que utilizas. Además de utilizar agua fría para lavar la ropa, considera la posibilidad de cambiar a un producto no plástico que haya obtenido la calificación «verificado» o «A».